Inicio | General | Terneritas...
Algunas apreciaciones de la Fiesta....

Terneritas...

titulo

La precipitación pluvial del sábado, vino acompañada de algunas ráfagas de viento que causaron algunos daños menores. Por ejemplo, gran parte de las banderolas colocadas en la avenida Dr. Pedro Solanet, alusivas a nuestra Fiesta Nacional del Ternero y Día de la Yerra, debieron ser retiradas debido a que fueron rasgadas o bien perdieron su postura inicial. La coordinación respectiva a cargo de Verónica Basualdo, había trabajado mucho y bien para estas y otras muestras relacionadas. No obstante, esta contrariedad no opaca el excelente trabajo de este voluntarioso y muy activo grupo de trabajo que dejó en evidencia que cuando se quiere, se puede. La ciudad y sus entornos, principalmente aquellos lugares de gran concentración de personas y viajeros, están “adornados” convenientemente como signos inequívocos que en Ayacucho, estamos en Estado de Yerra.

                                                                                                 Los asados

Una de las particularidades de nuestra fiesta, es sin duda la gran cantidad de carne que se cocina en la calle, en los clásicos fogones, que tomaron notoriedad en las primeras fiestas cuando eran interminables y totalmente gratuitos. Todo el país hablaba de ello con asombro y muchos visitantes llegabab a la ciudad para comprobarlo con sus propios ojos. Y se sorprendían.

Hoy por el devenir de nuesdtra economía ya no es posible realizarlos aunque existen en buena cantidad en los emprendimientos comerciales. Siempre es bueno y gratificante detenerse en alguno, gustar un buen trozo de la mejor carne argentina y tomarse un vinito. Ya funcionan y aguardan la llegada de la ciudadanía.

                                                                                          Vidrieras, arcos y edificios

“No vuelve atrás un río”, pero en una de esas se retorna a recorrer su antiguo curso. Hace algunos años era común que un gran número de comerciantes se adhirieran a la realización de nuestro máximo festejo ornamentando al menos una de sus vidrieras. No hacen falta grandes proyectos ni demasiadas ostentaciones. Con pocos elementos y un poquito de imaginación, todo el edificio comercial cobra una fisonomía distinta, renovada. Incluso solía realizarse un “concurso de vidrieras”. No hay tiempo para proyectar algo así. No obstante, queda a criterio de los propietarios y de los empleados, cumplimentar esas presentaciones tan positivas en todos los aspectos. Otro tanto sucedió con las asociaciones de las calles. Por caso, todavía quedan algunos “arcos” que con muy pocos elementos pueden destacarse. A propósito, ¿será posible embanderar las casas familiares y otros edificios?. 

                                                                          Los motociclistas “ruidosos” han vuelto a las andadas 

En clara alusión a un muy antiguo refrán popular (cuando el gato no está los ratones bailan), unos cuantos motociclistas han vuelto a las andadas. Cuando el nuevo comando municipal de tránsito se puso firme, los émulos de Marlon Brando, en la película “Rebelde sin causa”, desaparecieron como por encanto. Utilizando términos gauchescos “se les aflojó un poco la cincha”, y por estos días es muy notable la reaparición de la sabandija. Si no se les vuelve a poner freno, es posible creer que durante esta semana de “Estado de Yerra” retornarán a ocupar un plano preferencial en el tránsito urbano y suburbano.

                                                                                             Escombros peligrosos                     

Marchan a buen ritmo los trabajos de reconstrucción de los veredones de la plaza “Cristóbal Colón” (se cree que lamentablemente no se llegará a tiempo para pintar el pedestal y la estatua del navegante). Ahora bien, según manifestaciones de un vecino muy observador, cabe esperar que todos los escombros que van quedando sean retirados en su totalidad, en prevención de posibles desmanes que se generan a partir de la finalización de las reuniones peñeras. En caso de generarse una trifulca en esa plaza tan castigada, tendrán piedras y cascotes para surtirse en abundancia.

                                                                                        Una ciudad limpia y ordenada

Por estos dias el personal municipal abocado a tareas "de calle", se desdobla en sus esfuerzos para mantener las calles y avenidas limpias, sin basura y con el pasto cortado, además de otros trabajos relacionados con la Fiesta Nacional del Ternero. Lo lógico indica que la comunidad en líneas generales, colaborara con este muy plausible esfuerzo y se abstuviera de sacar a la calle todo tipo de desechos (ramas, escombros, etc.), al menos durante la semana en curso. La consigna: que los visitantes encuentren una ciudad limpia y ordenada.

Compartir esta noticia en: | Add to Twitter | | Add to your del.icio.us del.icio.us | Digg this story Digg

Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado):

total: | mostrando:

Publicar tu comentario comment

Por favor introduce el código que ves en la imagen: