Inicio | General | Bastará una mirada, una palabra y una flor
Día de los enamorados...

Bastará una mirada, una palabra y una flor

titulo

Según sabemos, "San Valentín" es una festividad de origen cristiana que se celebra anualmente el 14 de febrero, conmemorando las buenas obras realizada por San Valentín de Roma, que están relacionadas con el concepto universal del amor y la afectividad.

Originado por la Iglesia católica como contrapeso de las festividades paganas que se realizaban en el imperio romano, también es una de las primeras fiestas que significaron la expansión del cristianismo en toda la Eurafrasia romana. La fiesta en sí es conocida como un evento cultural significativo desde lo religioso por la gracia a Valentín, y desde lo laico por relacionarse con los sentimientos del amor y la amistad.

Hasta el último punto, todo está bien. Conocemos pues el origen de esta festividad que a través del paso de los años ha ido perdiendo vigencia hasta casi perderse por completo. Según los pensadores, a medida que el romanticismo según se lo concibe fue diluyéndose debido principalmente a la influencia materialista de las nuevas generaciones, este "Día de los Enamorados" quedó dando vueltas en el calendario a expensas de algunos memoriosos que arriesgándose al ridículo, aún atinan a obsequiarle a su novia, esposa y compañera un ramo de flores o una caja rebosante de dulces bombones, por citar algunos ejemplos de esas espontaneidades. Lo cierto es que este mundo cada vez más "loco" en que vivimos, nos va  alejando cada vez más de estas expresiones sentimentales. 

Tiempos hubo en que éstas y otras románticas manifestaciones por el estilo eran cosa cotidiana. Los enamorados no aguardaban un dia especial para obsequiarse. Incluso para recordarse que se amaban "hasta más allá de las estrellas" (aunque el romance terminase estrellado).

Flores, confituras, unas escuetas líneas escritas de improviso, una mirada sostenida, un ademán o simplemente un profundo suspiro, bastaban para que el corazón palpitase más de la cuenta porque el amor, el eterno y maravilloso amor, se presentaba para generar una melancólica sonrisa e incluso una lágrima de pena.

Como escribimos antes, el panorama ha cambiado tanto que esas muestras de los enamorados del tiempo de "María Castaña", se encuentran en franco retroceso. Perdieron estilo y vigencia. De tan antiguas se las considera absurdas, obsoletas, fuera de toda posible imaginación según se siente y vive actualmente. Cabe pensar entonces, si ese sentimiento que llaman "amor" dejó de existir, si murió definitivamente.

Según creen los que se resisten a aceptar esa definitiva "muerte del cisne", existe el cariño de padres a hijos y a la inversa; de amigos y de compañeros, que no deben confundirse con la admiración. ¿Y el amor; ese incomprensible placer espiritual cuyos prematuros desbordes van mucho más allá de toda explicación coherente?. No se puede concebir que no exista todavía. Con otras condiciones y distintas vestiduras, debe creerse que el amor es eterno como la vida porque sin él, nada sería posible...

Resumiendo, hoy se recuerda el "Día de los Enamorados". Sugerimos agendarlo de manera tal que en cualquier momento del día, ella o él, lo manifiesten a través de un simple gesto. Bastará con una palabra amable y hasta con una leve mirada distinta a las comunes. Si se atreven, todavía hay flores disponibles...

 

AGB

Compartir esta noticia en: | Add to Twitter | | Add to your del.icio.us del.icio.us | Digg this story Digg

Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado):

total: | mostrando:

Publicar tu comentario comment

Por favor introduce el código que ves en la imagen: