Inicio | General | Anécdotas del Servicio Militar Obligatorio
Escribe: Abel G. Bruno

Anécdotas del Servicio Militar Obligatorio

titulo

El Regimiento 8 de Infantería Motorizada “Gral. O´Higgins”, establecido a 11 kilómetros de Comodoro Rivadavia, es una de las principales unidades militares históricas. Fue creado durante las invasiones inglesas. Después de batirse en los legendarios campos chilenos de Chacabuco y Maipú, donde fue considerado determinante para ambas victorias por el Gral. José de San Martín. En el brazalete que lucen en el uniforme de gala sus soldados, puede leerse lo siguiente: “La patria salvada por el valor en Chacabuco. Gloria a los vencedores de Maipú). Luchó en la Guerra de la Triple Alianza contra el Paraguay, y en otras contiendas internas.

En esa unidad de primera línea, cumplieron con el Servicio Militar Obligatorio numerosos soldados ayacuchenses. Por ejemplo, el 25 de febrero de 1963, fue dado de alta, Mario Abel Garberi, nacido el 20 de septiembre de 1942. Por ese entonces, ese regimiento estaba compuesto por las compañías de combatientes “A” y “B”, además de la Compañía Comando y Logística y la Sección Destinos. A esta última fue destinado nuestro convecino, debido a su profesión de albañil que mantiene hasta nuestros días. Esa dependencia cubría necesidades tales como carpintería, electricidad, albañilería, gasistas, cloaquistas y otros trabajos especializados. No obstante los servicios que cumplían a toda hora, estos soldados no estaban librados del orden cerrado, puesto que tenían que llegar a la Jura de la Bandera con los conocimientos básicos de todo infante.

Meses antes, Mario Abel Garberi, con el número de sorteo 654 se presentó en la Colonia “Alfonsina Storni” de Mar del Plata, para cumplir con la revisación. Fue declarado “apto para todo servicio”, razón por la que el 20 de febrero de 1963 se embarcó en el transporte de tropas “Bahía Buen Suceso”, para ser dado de alta cinco días después en el histórico regimiento. 

Entre sus compañeros de armas de Ayacucho, recuerda a Oscar Bellocq, Mario Brescia, Oscar Contino, Jorge López y Alberto Gari, entre otros que se escapan a su memoria. “Recuerdo que el jefe del regimiento era el Teniente Coronel Otto Carlos Paladino, y el segundo jefe, Oscar Pedernera. Si bien cumplíamos diariamente con nuestros trabajos específicos, también nos tenían al trote con los órdenes cerrados y las guardias. En cierto momento, abandoné la cuchara de albañil para quedarme como encargado de controlar los materiales disponibles y los que recibíamos. Cuando el regimiento salió de campaña cerca de Colonia Sarmiento, me tocó quedarme”.

Mario, como todos los que se embarcaron por aquellos años con destino a las guarniciones patagónicas, recuerda el “zarandeado” viaje en el barco; cuando descendieron a los lanchones de madera mediante una red de desembarco, y el duro adiestramiento hasta aclimatarse. Las salidas de franco con la ida y vuelta a Comodoro Rivadavia, en la legendaria “chanchita” (ferrocarril de trocha angosta), y los muchos camaradas con los que compartió momentos muy buenos y de los otros (éstos últimos motivados principalmente por la nostalgia). 

El 25 de noviembre de 1963 (aproximadamente 10 meses después), Mario Abel Garberi, fue dado de baja en la primera tanda. “Tomamos el Transporte Patagónico, un micro destartalado que teníamos que empujar para subir las lomas. Nos dejó en San Antonio Oeste, donde tomamos un tren hasta Olavarría. Veníamos tan distraídos, que nos dimos cuenta que nos habíamos pasado de largo cuando el guarda anunció que llegábamos a la estación Hinojo. Desde ese lugar, “hicimos dedo” en varias oportunidades para llegar a Ayacucho. Guardo del Servicio Militar el mejor de los recuerdos. Sabía que era una obligación y como tal la asumí. Jamás me quejé, por el contrario, hice muchos compañeros y hoy, después de varias décadas recuerdo aquellos meses del año 1963 con una gran emoción”. 

Grupo de soldados de la Sección Destinos. Mario Abel Garberi, es el primeros de los agachados.

Nuestro protagonista se encuentra a la derecha, junto a un camarada de apellido Esculapio, de Mar de Ajó.  

Compartir esta noticia en: | Add to Twitter | | Add to your del.icio.us del.icio.us | Digg this story Digg

Galería de Imagenes

Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado):

total: | mostrando:

Publicar tu comentario comment

Por favor introduce el código que ves en la imagen: