Inicio | General | El adiós a Pedro Solanet [2]
A noventa años de su fallecimiento....

El adiós a Pedro Solanet [2]

titulo

Así relataba “ La Razón ” el momento en que sus amigos y pares dirían su último adiós a Pedro Solanet: “Una vez terminada la misa de cuerpo presente, la comitiva fúnebre se dirigió al peristillo de la necrópolis, en donde fue depositado el cadáver para dar lectura a los discursos despidiendo los despojos”. “En esos momentos se encontraba esa dependencia del cementerio completamente llena de público, que rebasaba al exterior. A los costados del féretro los deudos del extinto, y en la cabecera el Dr. Irigoyen y las personalidades descollantes del radicalismo, se dio comienzo a la lectura de los discursos”.

Lo hizo en primer término en nombre del gobierno bonaerense, el ministro Obdulio Siri, quien en uno de su párrafos expresó: “Vicegobernador de Buenos Aires, colaboró desde su alto sitial en la resolución de los más delicados y diversos problemas de la provincia, tanto los de orden constructivos, encaminados a traducir el ritmo acelerado de su creciente progreso, como los de naturaleza institucional, donde debe aunarse a la inflexibilidad de las actitudes, la ponderación de las formas tranquilas y reposadas.  En el cuerpo que presidía, la influencia de sus antecedentes de caballero respetuoso de todas las opiniones políticas contribuyó a mantener los debates en un ambiente de dignidad y mesura, propios de la tradición legislativa de sus más prestigiosas asambleas”.

Le tocó luego el turno al representante del Senado de Buenos Aires, Sr. Alejandro O. Suárez, el que entre otros conceptos de elogio para con el fallecido, sostenía que “En una época en que se duda de si hay paladines, este amargo escepticismo no le alcanzó a Solanet.  Fue el paladín reconocido de un noble y alto ideal: su ideal, su gran ideal, en absoluto, fue el bien de su patria y al servicio de aquel puso todo el calor de sus entusiasmos, toda la  sinceridad de sus sentimientos y toda la fuerza de su fe republicana”.

La serie de oradores  se continuó luego con el Dr. Francisco Emparanza por el comité  radical bonaerense, “¿Para qué mencionar –se preguntaba- los cargos partidarios o públicos que desempeñara, si ha dejado en ellos el recuerdo de su labor fecunda y meridiana inteligencia? Para qué mencionarlos, si el Dr. Perdro Solanet., tenía algo muy superior a la importancia          que los cargos pudieran darle: poseía personalidad, que lo destacaba con lineamientos y relieves propios sobre el nivel común de las vulgaridades. ¿Para qué mencionarlos, repito, en presencia de los queridos despojos de este gran correligionario, que realizara con integridad de carácter e inteligencia singular el pensamiento  de un gran pensador francés, el cual en cierta oportunidad, dirigiéndose a la juventud de su patria, les dijera: “Tened un ideal, que un ideal debe ser la razón de vivir de todo hombre”.

El Dr. Delfor del Valle en una breve improvisación en representación del Comité Nacional, destacó las virtudes militantes del Dr. Solanet, para terminar, según lo consigna el libro de homenaje que recoge esas piezas oratorias, presentando su figura como modelo de lealtad y de respeto a los postulados del partido y en cuya conducta debían inspirarse todos los que amaran a la patria y anhelaran su grandeza.

 Escribe: Eduardo A. Volonté.-

Compartir esta noticia en: | Add to Twitter | | Add to your del.icio.us del.icio.us | Digg this story Digg

Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado):

total: | mostrando:

Publicar tu comentario comment

Por favor introduce el código que ves en la imagen: