Inicio | Deportes | Reconocimiento que honra al ciclismo lugareño
Mario Bértoli.

Reconocimiento que honra al ciclismo lugareño

titulo

En horas del crepúsculo (o cuando a la tarde le aparecen las primeras ojeras), anteayer sábado 2 de diciembre se cumplimentó en el predio del Ayacucho Cicles Club, el acto de reconocimiento a nuestro convecino Mario Bertoli, por parte de la comisión directiva de la entidad dueña de casa. Un rato antes, había comenzado a desarrollarse el anunciado programa ciclístico competitivo.

Mario, visiblemente emocionado, recibió una artística estatuilla con la figura de un ciclista en plena acción, y un diploma que lo acredita como “Socio Honorario”. Un título no común ni fácil de lograr: identifica a aquellos que durante varias décadas dejaron tras de sí una muy bien marcada estela trabajando desde cualquier puesto directivo, e incluso colaborando desde el anonimato sin escatimar costos físicos y económicos.

Considero que este acto concretado por quienes conforman el plano directivo de la entidad madre del ciclismo ayacuchense, es muy justo y merecido “aquí y ahora”. Quien firma, y otros que tuvieron el privilegio de trabajar con Mario, sabemos sobradamente desde cuándo comenzó a “hacer y lo que hizo”. 

Con respecto a lo de “aquí y ahora”, me refiero a que afortunadamente Mario Bertoli, se encuentra en la plenitud de una vida consagrada a la familia, al trabajo fecundo y a los amigos y conocidos sin dobleces. Recibe tamaño halago “en vida”. Cuando alguien se ausentó definitivamente, no escucha palabras floridas ni fuertes aplausos.

Por razones que vienen al caso, Mario, no estuvo acompañado por muchos de aquellos, “los de entonces”. El paso de la vida, implacable, los fue dejando atrás en el camino sin retorno. Otros, se encuentran físicamente impedidos de acompañarlo. No obstante, desde cualquier lugar habrán estrechado filas simbólicamente para abrazarlo.

¡Mario!: la familia ciclística de ayer, la actual y los que se sumarán en el futuro a la gran caravana multicolor, agradecen lo mucho y bueno que entregaste. Muchos testimonios están a la vista; otros no son necesarios que se vean porque están muy bien resguardados en la memoria. ¡No fue en vano todo lo que hiciste!. Quien escribe y muchos otros lo sabemos, por eso seguimos aplaudiendo…

Compartir esta noticia en: | Add to Twitter | | Add to your del.icio.us del.icio.us | Digg this story Digg

Galería de Imagenes

Suscribirse a alimentadores (feed) de comentarios Comentarios (0 publicado):

total: | mostrando:

Publicar tu comentario comment

Por favor introduce el código que ves en la imagen: